viernes, 20 de junio de 2014

¿Quién debe controlar Podemos?

Hay quien afirma que hay un grupo de personas que quiere controlar Podemos. Cualquiera que haya asistido a una asamblea os puede confirmar que es cierto.

En toda asamblea hay unos pocos caraduras que ven que esto está creciendo muy rápido y vienen a ver qué pueden sacar en su propio beneficio. Personas que una semana antes de las elecciones decían que esto de decidir entre todos es absurdo, y ahora vociferan que hay que echar a la casta y que juntos podemos.

Esto no es nuevo. De hecho, es el mismo cáncer que ha corroído a los partidos tradicionales: unos pocos sinvergüenzas, que se han abierto paso a codazos entre gente honrada, y que una vez arriba han tejido una red de clientelismo y corrupción.

¿Cómo podemos luchar contra esto? ¿Cómo podemos evitar que Podemos acabe siendo más de lo mismo?

La respuesta obviamente es: con democracia de verdad. Garantizando que las decisiones se toman entre todos y todas, en un sistema radicalmente horizontal y transparente.

Cuanto más pequeño el grupo que toma las decisiones, más probable es que acabe controlado por intereses ajenos. ¿La solución? Que el grupo de decisión seamos todos. Y que aquellos que, por necesidades organizativas, tengan que tomar decisiones en nombre de todos, lo hagan públicamente y puedan ser rebatidos en cualquier momento.

Y añadiré algo: no tengamos miedo a que se sepa que discutimos. Que tenemos opiniones diferentes. Si vienen periodistas a las asambleas, que vengan. Les podremos decir con mucha honra: mire usted, hemos discutido. Nos hemos tirado los trastos a la cabeza. Y después de discutir, hemos tomado una decisión. ¿Y sabe qué? Que es la mejor decisión posible. Porque la hemos tomado entre tod@s.


(Originalmente publicada el 13-06-2014)



No hay comentarios:

Publicar un comentario