viernes, 20 de junio de 2014

La Verdadera Causa de la Crisis

Todos estamos de acuerdo en las principales consecuencias de la crisis.

  • En primer lugar, un empobrecimiento de la población en general, debido a la reducción de salarios, al paro, a las deudas acumuladas, y a los recortes.
  • En segundo lugar, un claro enriquecimiento de los más ricos, que al contrario que el resto de la población han aumentado su patrimonio en estos últimos años.

Estas son las consecuencias. Ahora bien, cuáles son las causas? Algunas de las causas que se han dado son las siguientes:

  • Un sistema bancario mal regulado.
  • Un sistema fiscal injusto.
  • Corrupción política generalizada.
  • Fraude fiscal.

Sin embargo, esto no es cierto. Estas NO son las causas de la crisis. También son consecuencias.

La verdadera causa de la crisis es esta: desde hace muchos años, ya no hay trabajo para todos. Así de simple.

¿Por qué no hay suficiente trabajo? Porque nuestra productividad ha aumentado enormemente. Gracias a los ordenadores, a la maquinaria industrial, a mejores materiales y técnicas, hoy en día una sola persona es capaz de producir cientos de veces más que antes de la revolución industrial.

En un sistema en el que la única manera de sobrevivir es el trabajo, se produce la triste paradoja de que el hecho de producir mucho más hace que la miseria, en lugar de disminuir, aumente.

Todo el sistema se viene abajo si la productividad es tan alta que los trabajadores dejan de ser necesarios. Aumenta la precariedad, el paro, se hacen inevitables los recortes y la población se empobrece, mientras que todos los beneficios conseguidos gracias a una mayor productividad van a parar a unas pocas manos, las de los ricos y poderosos.

Y este proceso no ha hecho más que empezar.


(Originalmente publicada el 19-06-2014)



No hay comentarios:

Publicar un comentario