viernes, 24 de abril de 2015

La solución al problema de la Inmigración Ilegal

El 19 de abril de 2015, más de 800 personas murieron en un naufragio cuando intentaban desesperadamente entrar ilegalmente en Europa.

Sin embargo, no hay ningún motivo para la preocupación. En menos de una semana, las autoridades europeas ya habían hallado la solución al problema.

La solución es muy sencilla: triplicar el presupuesto que la Unión Europea destina para la seguridad de sus fronteras. Es decir, hacer las vallas más áltas y poner más policías. Sencillamente bochornoso.

¿Nos hemos vuelto todos locos?

Sólo hay una solución al problema de la inmigración: mejorar las condiciones de vida de toda la población. Entonces no serían necesarias fronteras en ningún lugar del mundo.

Elevar la calidad de vida en los países más pobres tendría tres grandes efectos beneficiosos:
  • En primer lugar, la gente ya no tendría necesidad de abandonar su hogar para emprender un viaje desesperado y sin retorno.
  • En segundo lugar, está demostrado que en cuanto suben las condiciones de vida baja la natalidad, frenando el problema de la superpoblación
  • Por último, sería justo, aunque esto a muchos no parece importarles
No me cansaré de repetirlo: vivimos en la Era de la Abundancia, pero aún no nos hemos enterado. Garantizar los recursos básicos a toda la población, en pleno Siglo XXI, costaría muy poco. Y acabaría con la miseria, con buena parte de las guerras y la delincuencia, y con la superpoblación.

O podemos seguir como hasta ahora. En lugar de reducir la desigualdad, en lugar de ayudar a la gente, gastemos más dinero en policías y en ejércitos. Ya veréis qué bien nos va.



miércoles, 22 de abril de 2015

Millonarios a Favor de la Renta Básica

Nick Hanauer es un tipo entre mil millones. No sólo porque pertenece a la élite del 0,01% de la población más rica, sino también porque a pesar de ello, no le parece bien cómo funciona el sistema actual. Cree que la creciente desigualdad no sólo es injusta y perniciosa para los más desfavorecidos, sino también muy peligrosa para todos. Como él mismo dice, “Veo que nos van a linchar.”

“Nuestro país está rápidamente dejando de ser una sociedad capitalista para convertirse en una sociedad feudal. A menos que nuestras políticas cambien drásticamente, la clase media desaparecerá, y volveremos a la Francia de finales del siglo XVIII. Antes de la revolución.”

Hanauer aboga por una serie de medidas que reduzcan la desigualdad, pero otro millonario va más allá y directamente se declara a favor de la Renta Básica Universal. Se trata del empresario Alemán Götz Werner, que lleva años defendiendo la medida por considerarla justa y necesaria.

Afirma Werner: “Gracias a la Renta Básica aumenta el rendimiento. Si yo ya no me tengo que ocupar por subsistir, puedo aventurarme en nuevas ideas. Ambos podemos decidir ser músicos o emprendedores de nuevas tecnologías. La Renta Básica nos da la libertad de elegir probar cosas nuevas. Aumentamos nuestra capacidad de arriesgar y emprender.”

Por supuesto, el punto de vista de estos millonarios dista mucho del de otros defensores de la Renta Básica, pues ellos siguen creyendo firmemente en el sistema capitalista. Hanauer afirma: “El capitalismo, bien dirigido, es la mejor tecnología social jamás creada para crear prosperidad en las sociedades humanas”.

En cualquier caso, resulta esperanzador que incluso entre aquellos más favorecidos por el actual sistema, hay personas que se dan cuenta de la injusticia que representa y de que es posible hacer las cosas de otro modo, como es la Renta Básica Universal. Un modo que garantice el bienestar de toda la población, y que al mismo tiempo nos de mayor libertad.

Como afirma Werner: “Imagínese por un momento ese magnífico sentimiento de ver caminando por la calle sólo gente que hace lo que quiere por propia voluntad.”



domingo, 12 de abril de 2015

¿Renta básica o pleno empleo?

La principal solución que se propone a la crisis consiste en tratar de conseguir el pleno empleo.

Según nuestro actual gobierno, el plan es el siguiente: reducir los salarios para aumentar la competitividad, recuperar el crecimiento, y así conseguir un pleno empleo que permita a todo el mundo tener un salario.

También desde la izquierda se proponen soluciones encaminadas al pleno empleo, como reducir las horas o la edad de jubilación, incentivar a las empresas que contraten, crear más empleos públicos, etc.

Ambos planteamientos tienen un grave defecto: en el mejor de los casos, son una solución a largo plazo para un problema urgente: ¿Cómo va a sobrevivir la gente sin ingresos mientras conseguimos el pleno empleo, que caso de producirse tardará años o incluso décadas en llegar?

Esto, por supuesto, suponiendo que se alcance el pleno empleo. Pero aún si el pleno empleo es posible, la pregunta es: ¿Es deseable?

Gracias a la tecnología, hoy somos cientos de veces más productivos que hace cien años. La inmensa mayoría de la población trabaja en el sector servicios, y de los que trabajan en sectores productivos, la mayoría se ocupan de la administración, comercialización, etc.

Tan sólo una mínima parte de la población se dedica a producir realmente los productos que consumimos. ¿En este contexto, tiene sentido que todos trabajen?

¿En qué van a trabajar? ¿De vendedores, supervisores o intermediarios? Porque si todos nos dedicamos a producir cosas, con nuestra productividad actual, acabaremos con los recursos naturales del planeta en un suspiro.

Por otra parte, es importante recordar que no todo el trabajo es empleo. Hay muchísimos trabajos funcamentales en nuestra sociedad que no están reconocidos económicamente.

Por favor, preguntaos para qué queremos conseguir el pleno empleo. Si para vosotros el trabajo es sólo un medio para que la gente pueda cubrir sus necesidades, la Renta Básica Universal es mucho mejor.



viernes, 17 de octubre de 2014

Por una dirección colegiada en Podemos

En estos momentos se está llevando a cabo la Asamblea Ciudadana "Sí se puede". Se trata de un evento fundacional para Podemos, donde se va a decidir su forma de organización, sus valores éticos y su estrategia política.

De todos los aspectos que se están debatiendo, hay uno especialmente controvertido sobre el que me gustaría dar mi opinión: ¿debe Podemos tener un único Secretario General, como propone el equipo de Pablo Iglesias, o debe tener varios secretarios o portavoces, como defienden mas de treinta equipos y tres de los cinco eurodiputados de la formación?

Sin ninguna duda, yo abogo por una dirección múltiple, por varias razones:

1.- Porque la pluralidad es y debe ser la seña de identidad de Podemos, y no nos debe dar miedo tener diferencias de opinión.

2.- Porque las decisiones tomadas por una dirección colegiada son más democráticas y reflejan la opinión de más personas

3.- Porque Podemos debe evitar a toda costa ser identificada como "Más de lo mismo", utilizando formulas con más de un siglo de antigüedad y las mismas figuras que el resto de partidos políticos.

4.- Porque permite a los militantes y a la ciudadanía evaluar por separado la gestión de   cada portavoz, otorgando mayor control y transparencia.

5.- Porque una dirección colegiada evita las transiciones traumáticas. Puede cambiar únicamente uno o dos de los portavoces, dando continuidad al proyecto.

Por todo ello, humildemente pido el voto para aquellas propuestas de organización que defienden la necesidad de tener varios portavoces o secretarios generales. Como por ejemplo, la excelente, plural y colaborativa propuesta Sumando Podemos.



jueves, 25 de septiembre de 2014

Los Esclavos Perfectos

Imaginad que quisiéramos tener esclavos: ¿cómo debería ser el esclavo ideal?

El principal problema de los esclavos es que no les gusta ser esclavos. Tienden a rebelarse. Y esto, aparte de peligroso, es muy complicado de manejar. Por tanto, el esclavo debería ser sumiso.

Pero eso aún no sería suficiente. Lo ideal sería que pudiéramos inculcar a los esclavos, desde que nacen, que la esclavitud es el orden natural de las cosas. Que así es como debe ser. De este modo, si a algún esclavo se le pasara por la cabeza que eso no está bien, el resto de esclavos se encargarían de reprimirle.

Cuando le explico a alguien en qué consiste la Renta Básica Universal por primera vez, en muchas ocasiones, puedo ver el momento de sorpresa en el que llegan a una conclusión: pero con este sistema, ¡una persona podría vivir sin trabajar! Y te miran como si estuvieras loco, como si estuvieras proponiendo que la gente pudiera dejar de respirar.

¿Y qué pasa si alguien puede vivir sin trabajar? Ciertamente, no se acaba el mundo. De hecho, ya hay millones de personas que viven sin dar un palo al agua. Y les va divinamente, porque son los amos y señores de todos los demás.

¿Por qué nos escandalizamos ante la idea de la Renta Básica? Porque llevamos siglos adoctrinados en el culto al trabajo, hasta el punto de que somos incapaces de concebir la vida sin él. Somos los esclavos ideales: estamos tan bien domesticados, que hemos llegado a creer que la esclavitud es el orden natural de las cosas.

Como ya dije en un post anterior, todos somos esclavos. Pero en realidad es mucho peor: somos los esclavos perfectos.


martes, 16 de septiembre de 2014

Telecomunicaciones Gratis para Siempre

Me gustaría hacer una reflexión breve sobre cómo la tecnología reduce contínuamente el coste de los bienes y servicios, pero a pesar de ello las grandes empresas se aferran a modelos de negocio obsoletos con la connivencia de los gobiernos y la pasividad de la mayoría de los ciudadanos.

Recientemente Google ha adquirido la empresa Titan Aerospace, empresa que fabrica drones solares. Se trata de aviones de 15 metros de envergadura, ligeros, autónomos y propulsados mediante energía solar. Tienen una autonomía, abróchense los cinturones, de 5 años sin tocar el suelo. Y entre sus principales usos están proporcionar telecomunicaciones en zonas remotas y tomar fotografías y vídeos del terreno.

Pensemos en lo que esto significa, y para poner un ejemplo claro, hablemos de España. ¿Qué costaría cubrir nuestro país de drones que pudieran dar telefonía e internet a todos los ciudadanos, en cualquier lugar?

Uno de estos drones, el Solara 60, vuela a 20 km de altitud, con lo que podría cubrir fácilmente 20x20 kilómetros de superficie. Pero pongamos que queremos situarlos más densamente para tener redundancia, cada 10 km. De este modo, necesitaríamos un dron por cada 100 kilómetros cuadrados.

España tiene una superficie total de unos 500.000 kilómetros cuadrados, de modo que necesitaríamos 5000 drones. El Solara 60 tiene un precio aproximado de 1,5 millones de euros (precio que sin duda se reducirá enormemente en el futuro, pero mantengamos esta cantidad). Por tanto, estamos hablando de 7.500 millones de euros.

Los ingresos de Telefónica el año pasado fueron de casi 60.000 millones de euros.

Por lo que los españoles pagamos en telefonía e internet en un mes, podríamos tenerlo gratis para siempre.

La tecnología está cambiando nuestro mundo a un ritmo tan vertiginoso que no nos damos ni cuenta. Vivimos ya en la Era de la Abundancia, pero nuestro propio egoismo nos impide darnos cuenta de ello.



domingo, 24 de agosto de 2014

La Fábrica Perfecta

Imagina que mañana, una multinacional inventa la Fábrica Perfecta.

Esta fábrica no necesita trabajadores. Funciona con energía solar y extrae todos los materiales que necesita del subsuelo. Y es capaz de producir cualquier cosa. No sólo móviles, lavadoras o coches; también comida, combustible... cualquier cosa que una persona pueda necesitar.

¡Imaginatelo! Todas las necesidades de todas las personas del mundo cubiertas, ¡Gratis!

Pero hay un problema.

Estas fábricas son propiedad de la multinacional, que ha invertido mucho dinero en crearlas. Están patentadas, por supuesto, por lo que nadie más puede hacer una. Y, como toda empresa, esta multinacional busca sacarle a su creación el máximo beneficio posible.

Una tras otra, todas las fábricas del mundo cerrarían, al no poder competir. Y todos los trabajadores del mundo se quedarían sin trabajo, incluso aquellos que habían trabajado en diseñar y construir estas fábricas. Todos los habitantes del planeta quedarían arruinados, excepto los accionistas de la multinacional, que verían aumentar sus fortunas hasta lo inimaginable.

¿Te parece que este escenario es ciencia-ficción? Deberías saber que este proceso ya está en marcha.

No se está produciendo de la noche a la mañana. Tampoco lo está haciendo una sola empresa, sino muchas. Pero la tendencia está clara: cada día, las fábricas de todo el mundo producen más y mejor, con menos empleados y a menor coste. Con efectos lentos pero inexorables. Y devastadores.

Estos efectos son claros y evidentes. El aumento de la desigualdad en el mundo es un proceso constatado. Si seguimos como hasta ahora, sin ninguna duda, los ricos serán cada vez más ricos y los pobres cada vez más pobres. La situación actual, ya insostenible, no hará sino ir a peor. ¡Disponiendo de una tecnología que podría convertir el mundo en un paraíso para todos!

Debemos darnos cuenta de que nuestro sistema socioeconómico está al borde del colapso, porque está diseñado para un mundo que ya no existe. Estamos entrando en la era de la abundancia, pero si no cambiamos las reglas, sólo habrá abundancia para unos pocos, y miseria para todos los demás.